¿Es la escritura en papel, negro sobre blanco, el prototipo de lo literario, e incluso una de las convenciones sociales que se añaden a los criterios estéticos sobre la “literariedad”?

Me he formado en un siglo de rupturas con las convenciones, cuando las vanguardias parecían haber destruido el lenguaje para recuperar el placer de las pasiones fundadas en impulsos inconscientes sobre iconos puros: una huella de sudor y sangre sobre cualquier superficie.

Se decía que los hijos de la posmodernidad no tenían nada que inventar.

Sin embargo, la irrupción progresiva de los medios digitales y de los textos multimodales, a partir de la vídeocreación, los multimedia, el intertexto, ha devuelto su continuidad a una corriente que arranca desde los orígenes de las culturas humanas. Fue sepultada por siglos de elitismo y de lecturas solitarias en los retretes o sociales en los salones. El caso era ponérselo imposible (no difícil) a la masa crítica de las generaciones que iban accediendo a la educación letrada. Corríamos detrás de un conejo que volvía a esconderse en la chistera del fabricante: el capital cultural y social, la casta.

La literatura digital se expresa de mil maneras, por medio de decenas de códigos simultáneos, entre los que se encuentra la escritura alfabética o ideogramática, pero también la voz, el canto, la música, la danza, la dramatización en imágenes estáticas o dinámicas, la narración oral y gestual, las artes plásticas, el diseño gráfico, la fotografía, el cine, el vídeoarte, el cómic y la animación, la realidad aumentada en varias dimensiones.

Se puede soñar con educar a una generación de cyborg. No es lo que más me cautiva. He investigado las formas de aprendizaje desde los orígenes de nuestra especie y he reconocido que estamos genéticamente dotados para narrar, cantar y dramatizar. Las especies de iniciación en culturas por todo el planeta hacían uso de los rituales y de la acción social de una forma mucho más creativa que las religiones burocratizadas. Nuestra humanidad común no tiene que fabricar superhombres o supermujeres para salir del aburrimiento y provocar una distinción social nuevamente insuperable. Quien quiera, puede intentarlo: creará seres estresados y estresantes, agobiados por una nueva especie de esclavitud que les impide reconciliarse con sus obras (alienados, decía el marxismo; neuróticos o psicóticos, dice la psicología).

La creatividad no se va a reducir a productos de consumo. La imaginación creativa investiga, al mismo tiempo, los límites del universo y las posibilidades ilimitadas de desarrollo humano. Ilimitadas dentro de una realidad limitada, como el lenguaje, infinitamente creativo, con recursos escasos. Lo más creativo y valioso es la indagación sobre los problemas que dañan y matan la vida en los seres aeróbicos: la ruina de las relaciones familiares patriarcales, la descomposición de las sociedades competitivas y desiguales, el biocidio y el culturicidio (genocidio) contra la diversidad biológica y cultural en este planeta.

Los otros que existen están en ti. El cuidado (la ética) y el gusto (la estética) se refieren a todas las memorias que nos habitan, comenzando por la genética. Los cambios deseables no se dirigen a crear otro ser humano sino a liberar a los otros presos y explotados en mí: mujeres, refugiados, homosexuales, mutantes, heterogenéticos y diversos.

¿De qué tratan las grandes obras de la literatura universal? No necesitamos implantarnos el cerebro de Einstein o de Marie Curie para ser genios: basta con leer. Leer viendo, oyendo, moviendo, gustando es el modo de desatar las creatividades (no solo inteligencias o competencias) múltiples.


Mejora de la competencia lingüística: metodologías activas

La imitación instintiva del bebé para sobrevivir desde las primeras semanas de su vida, después de unos meses de bloqueo emocional, continúa durante toda la vida gracias a la maravilla de las neuronas espejo y el aprendizaje inducido por la contemplación de lo que hacen otros pares más capacitados, por la identificación con las heroínas y los héroes, y por la imitatio clásica de modelos agradables a los sentidos: docere et delectare.

La lectura es, sin duda, el mejor medio para la imitación, solo que no se realiza exclusivamente por el conocimiento de los clásicos literarios,  sino a través de todos los géneros escritos, audiovisuales y digitales. Recuperar el placer de leer es una preocupación asumida por centenares de bibliotecarias y bibliotecarios escolares, pero necesita de una comunidad de aprendizaje donde la experiencia individual obtenga relevancia social. Es lo que pretenden, con razón, los promotores de los clubes de lectura y las tertulias dialógicas, así como la red de docentes que nos autodenominamos “la tribu del cine”.

En el proceso de la imitación, desde la infancia a la adolescencia, adquiere cada vez más protagonismo su contraparte: el pensamiento crítico que filtra lo que es digno de imitarse. La actividad de las neuronas espejo no está reñida con el control frontal de la realidad. Ahora bien, en vez de imponer los modelos y los antimodelos, tanto los padres como los docentes deberían preocuparse más por la práctica del pensamiento autónomo y por generar contextos donde el grupo gregario pueda analizar los problemas reales que provocan estas o aquellas pautas de comportamiento: las normas racionales de convivencia se descubren, no se imponen, a semejanza de las leyes científicas.

Sigue leyendo.


Los otros que hay en ti: didáctica de la literatura universal

Premios Rosa Regás: V Concurso de materiales curriculares con valor coeducativo. 2º premio.

Ponencia en el XIII Congreso de la Sociedad Española de Didáctica de la Lengua y la Literatura.

Artículo en el libro de Rafael Jiménez y Manuel F. Romero (coords.), Nuevas líneas de investigación e innovación en la educación literaria. Barcelona, Octaedro, 2015, 35-46.


El desarrollo humano a través de la literatura

Véase Aprendices y lectores.

Póster en el XIII Congreso de la Sociedad Española de Didáctica de la Lengua y la Literatura.

Artículo en el libro de Lucía Pilar Cancelas et al. (coords.), Aportaciones para una educación lingüística y literaria en el siglo XXI. Granada, GEU, 2013, 95 (póster en CD-ROM).


Géneros del discurso digital: escritura y sociedad

Comunicación en el Congreso Iberoamericano sobre las lenguas en la educación y en la cultura. IV Congreso Leer.es.

Artículo publicado en la red.


ABP en Lengua y Literatura: recrear el mundo en todos los lenguajes

Proyectos de aprendizaje lingüístico y literario“.

PBL en Lengua y Literatura: Lectura participativa e identidad emancipada“.

La cultura es el proyecto que tú realizarás“; invitación al ABP en la ESO.